Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

domingo, 16 de noviembre de 2008

LA CONQUISTA DE LA NOVIA


LA CONQUISTA DE LA NOVIA

Ofe era una joven mujer viuda con 3 hijos dos mujercitas y un varón. Andaba de novia con un viudo que decía tener solo 2 hijos.

LA CONVIVENCIA

Cuando ella quedo viuda “El Alazán” estaba pequeño. En casa había mucha gente, pues a don Ángel se le había ocurrido hacer birria adobada y al horno. En uno de esos hornos hechos de piedra, donde las piedras se encimaban unas sobre otras y con una inclinación hacia el centro en cada fila de piedra, para que se recargaran las rocas unas con las otra y formar una especie de templete semicircular al ir reduciendo el agujero redondo en el techo, que serviría de chimenea mientas los trozos de leña, que se meterían, para que hicieran braza adentro y calentaran sus paredes en el interior, pudieran lanzar el humo que producirían hacia el cielo en su proceso de convertirse en brazas candentes y posteriormente en carbón para terminar en cenizas. Esos hornos estaban enjarrados por la ceniza misma que producían los leños quemados. Cuando se metía una tanda a hornear se tapaba la pequeña chimenea superior y la pequeña puertecita por donde entraba lo que se hornearía.

LA NOTICIA

Ahí estaban todo reunido entorno a ese horno que despedía un rico aroma de leña quemada entremezclado su aroma con el de los alimentos. Estaba el abuelo paterno y su señora esposa (pues era doblemente viudo y esta señora era la tercera esposa), estaba el padre, el tío (hermano del padre) y otro tío más que era casi de su edad y que también se parecía Alazán por su cabello rojo y sus pecas, ambos parecían casi gemelos. También estaban otros rancheros más cuyos nombres no recuerda. Todos comían y reían, era fiesta familiar al departir juntos, los alimentos en una forma especial. En eso entró alguien a caballo sumamente agitado, se acercaron al jinete a ver que pasaba y entonces se acabo la reunión, también la alegría, algunas personas presentes lloraron, otras corrieron a tomar sus cosas para marcharse.

LA VIUDEZ

Al pobre esposo de ofe le habían acribillado a balazos en las mismas caballerizas de su rancho cuando fue a revisar los animales y asegurarse, que no les faltara nada, al parecer alguien le esperaba y en cuanto lo vieron entrar ahí mismo se lo quebraron sin darle tiempo siquiera de saber porque moría. Ahí lo había encontrado su esposa ya muerto cuando fue a ver porque tardaba tanto.

Se había dado parte a las autoridades civiles las cuales ya hacían sus pesquisas pero jamás lograron comprobar quien lo asesino tan arteramente y al parecer sin ninguna razón. Se corría el rumor de que alguien le envidiaba. A ciencia cierta no se sabia nada y las autoridades terminaron dando carpetazo a las gestiones de investigación.

El punto es, que la viuda era la hijastra del abuelo que se encontraba en la reunión familiar, y se quedo con tres hijos del muerto. Sola sin trabajo para sacarlos adelante. Afortunadamente los familiares de su difunto esposo le empezaron a pasar una pensión para sus gastos, no la dejaron desamparada.

EL GALAN

Sucedió un día que la viuda encontró un galán de cierto rancho que la pretendía en forma muy sería y para matrimonio. Cuando Ofe se hizo novia de dicho señor ya no se animo a recibir la ayuda económica que recibía de los familiares del difunto ya que se sentía mal estar recibiendo al novio en casa de las propiedades de ellos. Así, que solicito al padre del Alazán le permitiera irse a vivir con su familia ya que casí eran hermanastros. Los padres le dieron la bienvenida a casa. No recuerda cuanto tiempo vivió con ellos, solo recuerda, que el novio era muy especial y muy respetuoso, veía a al padre como si fuera el padre de la novia.

PEDIDA DE LA NOVIA

A la forma ranchera, fue a pedirla para matrimonio.El padre del Alazán, en forma muy formal se la entregó, diciéndole, que era decisión de ellos el casarse y el no tenia nada que objetar, pues ambos eran adultos y dueños de sus decisiones. Se hicieron los preparativos de la boda, el señor le presento a dos varoncitos que decía eran los hijos que el tenia y solo ellos fueron a la boda y a la ceremonia de la misma. Después de la ceremonia se realizo un convivió de fiesta y todos departieron y disfrutaron. Terminado el convivió el novio dejo a la esposa en casa todavía por otras 2 o 3 semanas. Ya que así se estilaba en los ranchos cuando se contraían nupcias. Solo que era un tanto gracioso, que dos viudos hicieran tal ritual como si fueran jovencitos primerizos.

LA HORA DE LA VERDAD

Concluido el tiempo reglamentario, el flamante esposo fue a recoger a la esposa para llevarla a su nuevo hogar. Cuenta ella, que cuando llegó, había en casa como 6 o 7 jovencitos que ella pensó eran familiares de visita, que habían ido a conocerla, ella esperaba que se despidieran y se fueran para dar de comer a su esposo y a sus dos hijos, así como a los de ella. Pero se hacia noche y ellos no se iban. Entonces llamo a su esposo y le dijo que cuando se iría la visita. El le contesto –ahora ellos también son tus hijos recibidlos- esa fue una buena jugada le había ocultado que tenia varios hijos para que no fuera desistir en la boda.

Cuenta el Alazán que desde entonces las mujeres de los ranchos ya no aceptan esos términos tan antiguos de formalizar matrimonios ¿no vaya a ser que le encasqueten un ejercito de escuincles de buenas a primeras?

¿No cree?


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
Septiembre del 2008

14 comentarios:

toñi dijo...

Pues se la jugó bastante bien, pobrecita, ya me la imagino todo el día sin aliento ni tiempo para el amor que por otra parte dudo que la quisiera realmente o simplemente buscaba una criada. Un beso

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Celia...

¡Vaya engaño!

No quiero imaginar la graves consecuencias de dicha mentira para con la convivencia y estabilidad del matrimonio.

Cosos suceden y mejor será averiguar antes de aceptar propuestas.

Un abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Se la jugó y mucho, pero las mentiras no son buenas nunca...

saludos un abrazo

Diosaoasis dijo...

Espero que solo sea una historia porque en la realidad, que terrible fuera eso. Un engaño es es una mentira, así de simple, por donde la miren.
Saluditos.

ILUSION dijo...

Hola Celia¡

Tremendo embarque y tremendo lio, lo que le espera no va a ser tan fácil para ella...

Besitos¡¡

mares dijo...

Que bien (o que mal??)se la hizo, pobre! Y en ese tiempo que cuentas, deshacer un matrimonio imagino que equivaldría casi a tirar una bomba atómica. Que horror!
Desgraciadamente casos de este tipo o parecidos de algun modo, aun se ven. Asi que, chicas a abrir bien los ojos, eh?
Un beso muy grande Celia. Ya me siento un poco mejor. Mil gracias.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Por ese afán de casarse...claro, eran otros tiempos y otros parajes...hoy, causal de divorcio por estafa y matrimonio no consumado, pero el amor tiene extraños caminos y de pronto ella se consagra como la supermadre de un batallón de niños ja ja ja.
Tus relatos son hermosos como siempre, amiga querida. Gracias (eres inagotable en historias)

aba (abrazo bien abrazo)
REL

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias Toñi.
Estoy remontando una historia de hace como 47 o 48 años, historias no comunes pero reales (quizá única). No les contare lo que sigue. Pero si debe de haber habido amor (muy a su manera claro) y habrá que ver si ella acepto o no cuidar a tanto chico.

Un abrazo y un beso

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Tienes razón Rafael. Las consecuencias llegan y se tienen que resolver a manera de cada pareja y sus razones. Pero no les contare lo que siguió. Pero si es mejor averiguar antes de aceptar una reilación.

Un abrazo

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Así es Adolfo, las mentiras no son buenas y traen consigo las consecuencias que se desprenden de ellas y a veces los más lastimados son los hijos. En este caso los que su padre negó y no tuvieron derecho de estar siquiera en la boda de él. Imagina lo que sintieron de su padre más lo que haya venido.

Habrá que aprender en cabeza ajena.

Un abrazo

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Diosaoasis.
La ficción adelanta la realidad.
Es una historia real de varios años atrás.

Y sí trae consecuencias para todos los miembros de esa nueva familia, nada grato y para algunos muy dura.

Saludos y un beso amiga

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Ilusion

El embarque ya se hizo y se desembarco. Hace casi 50 años de esos hechos y lo que tenía que pasar ya paso. Y para unos más difícil que para otros. en sus momentos respectivos

Ojos abiertos cuando se elija pareja

Un abrazo amiga y un beso

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Sí Mares, abrir los ojos, todavía existen tunantes que ofrecen una cosa y resulta que son otra.

En esos tiempos Mares, sí que era como bomba atómica el deshacer un matrimonio.

Un abrazo mi querida amiga y un beso desde Sonora México.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Si mi querido Roberto

Existía la ingenuidad, aún en los hombres, pensando, que la podían hacer si engañaban y ya tenía a la persona amarrada y esta se tenía que aguantar. Es una utopía eso, aún en esos tiempos, Pues la mujer es la que lleva las riendas del hogar en muchos casos y deciden si atienden o no (a pesar del machismo).

Aquí en México Roberto, al menos en ese lugar de los hechos era más fuerte el matrimonio religioso que el civil. Si era civil te podáis separar y no pasaba nada, pero si estabas casado por la iglesia y te separabas te juzgaban todos. Aquí entre no, algunas mujeres no son sumisas desde entonces y pones sus reglas para seguir con el hombre o dejarlo.

Quizás los más lastimados son los hijos del mentiroso al no ser muy bien recibidos y tratados si el padre decide seguir con la mujer. Pero quizás el daño más grande en los hijos del mentiroso, lo reciben porque fueron escondidos para poderse casar, ya que en su psique queda grabado el rechazo del padre como si ellos fueran un estorbo para su vida, agregado eso al hecho de haber perdido a la madre, se encuentran con un padre que no duda en sacrificarlos para hacer una nueva vida. Y eso si es más grave. Los chicos crecen y se casan o se van con otros familiares pero eso que les quedo grabado en su ser nadie se los quita.

Por supuesto que la mujer se siente defraudada también.

Gracias por tu comentario y un abrazo bien abrazo para tí junto con un beso bien beso

visitantes