Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

NIEBLA GÉLIDA




Había mucho miedo, temor a dejara salir a los hijos a la calle. Había nubarrones negros, que se paseaban por los ánimos con temor a encontrarse de frente con la muerte. Ésta se pasea en autos de lujo… blindados, para que nadie la toque… ya se ha modernizado, quizá ya no usa guadaña ni ropa oscura, prefiere cuernos de chivo y armas del momento. Se ríe a su paso, mira con desden a cuanto puede, no respeta jóvenes, niños, mujeres y mucho menos viejos. Se encuentra enseñoreada en estas tierras fronterizas. Viste de ropas llamativas y botas de piel de colores, quizás de cocodrilo o de serpiente, tal ves de armadillo, que se yo. Ya no camina por los caminos ni usa cabalgadura. Usa el viento en naves estrambóticas y si se puede ultrasónica.

Cuando ella llegó para asistir a una fiesta familiar, no se imaginaba nada, no había escuchado las noticias, no se había ufanado en saber que ocurría por allá, solo sabia que tenia familia que festejaría algo importante para una florecita, que arribaba a la edad de la ilusión, y quería sentir esa familia, que casi no disfrutaba por su lejanía. Llegó, tomo un taxi desde el aeropuerto, marco en su celular el número de su prima y le paso el TEL. al chofer para que le dieran las indicaciones de cómo llegar. Quedaba sumamente lejos del aeropuerto y se la había jugado, pensando, que ahí los taxistas no son como en la Capital donde suceden secuestro Express. Confiando en su buena suerte, llegó y abrazó a todos. Había algarabía y flores que se colocaban en fuentes de floreros para adornar las mesas del convivió que se avecinaba, así, que se sumo a los menesteres de colocar lindas flores y hacer que lucieran muy bellas. Dialogó largo rato con su familia y luego le indicaron donde dormir. A otro día era la fiesta, la familia tenía barios menesteres que realizar para al final de la jornada reunirse todos a disfrutar esos hermosos quince años.

En los momentos de reposo le sucedió algo extraño, era como si el lugar lo rondará el peligro muy de cerca, aun sin saber que pasaba en esos lugares… sentía como si algo flotara en el exterior, pensó que era su imaginación, no apago la luz y se recostó. En el transcurso en que pasaban las horas, sintió como si de pronto una nave espía, con mucho poder, se acercara a esos lugares. Era como si al abrir un documento de Internet, este estuviera monitoreado por inteligencias muy poderosas y que atraía como imán a ciertos personajes misteriosamente peligrosos a ver quienes eran los osados que se atrevían a meterse a sus archivos. En el techo existía un tragaluz grande de cristal, por donde se veía la nave casi aterrizando sobre el techo. En una habitación al fondo del corredor se tenía una computadora con un archivo abierto que parecía peligroso, se había abierto en forma ingenua, sin siquiera saber de que se trataba. De hecho no se entendía realmente que había ahí, se veía ingenuo, pero en el fondo existían ciertas claves de cuidado, que ponía en riesgo la vida de quien osara abrirlos. La intuición decía, que por el bien de todos, se cerrara ese archivo, antes que detectaran que ahí estaba el intruso de tan peligroso documento. Ella se deslizo suavemente y les dijo: -cierren ese archivo cuanto antes y pongan uno cualquiera- se acerco rápido y los alejo del monitor, cerró todos los archivos y abrió uno de poesía y cuento que ella tenía, para tratar de camuflar las señales que les habían llegado a los extraños personajes que se acercaban. Todo se torno peligroso, trataron de esconder a las personas, que ahí habitaban entre ciertos matorrales cercanos a la finca donde vivían. Pero al parecer traían detectores de movimiento y era difícil esquivarlos, hasta algunos canes traían. La mejor opción era hacerse los ingenuos y pareciera, que solo por casualidad habían salido a sentir los rumores de la vida nocturna y el canto de los grillos, aunque siempre tratando de no ser percibidos fácilmente. No se sabía si eran del gobierno o eran otra organización que se enfrentaba a los elementos de éste.

Percibía que un peligros eminentes estaban ahí presentes y no se sabia como salir de ello, quizá bastaría poner cara de tontos y preguntar que se les ofrecía y hacerse que no entendían nada, aunque en realidad eso era cierto. Pues lo único que se entendía, era que se estaba corriendo un gran riesgo sin saber exactamente porque. Se oculto a la mayoría de los habitantes de la finca y solo se quedo ella frente al monitor haciéndose la tonta para salvar a los demás de cualquier cosa que estuviera pasando. De pronto ella se dio cuenta que todo el panorama se enredaba, pero afortunadamente abrió los ojos, y se dio cuenta, que solamente estaba presintiendo algo, que podía convertirse en realidad, aunque por el momento solo había sido una especie de sopor, que asemejaba mucho a un sueño. Cerraba los ojos y sentía esa energía muy de cerca, aun sin estar dormida plenamente. Pensó, que era un simple sueño largo que no tenía nada que ver con la realidad, aunque percibía angustia y miedo a algo, aunque no sabía quien lo emitía, percibía agresión despiadada sin saber a ciencia cierta de donde procedía. Se dijo así misma –estoy en otro espacio cuyos muros tienen la vibración de sus habitantes y quizá ellos han percibido estas emociones e impregnado sus muros, así que dormiré-

Se quedo dormida y sin embargo esa sensación no ceso, al contrario se incremento.

Al otro día, mientras se ejecutaba el vals de la chica, y el brindis por su arribo a una nueva etapa de la vida y de los pasos de baile, así como de ver las cinturas entrelazadas de las parejas que aprovechaban cualquier resquicio para sentir el calor y la piel del otro. Y miradas que se cruzaban. Así el amor impreso en el aire de tal forma se sentía, que daba envidia. También se sentía una pesadez en el aire, Había niebla que presagiaba algo, no se entendía que.

Se despidieron y se retiraron ya de madrugada. Al dormirse esa sensación de sueño o sopor volvió durante las horas de sueño.

Al levantarse, se dio cuenta, que en ese fin de semana había pasado precisamente la muerte montada en autos blindados cegando la vida de más de 40 personas. Ya no usa guadaña, ya no se mancha las manos huesudas de sangre, hoy por hoy tiene empleados, empleados, que no le cobran por sus servicios, al contrario se los ofrecen gratis y a manos llenas. Esos empleados son los esbirros de la mafia de la droga, que ya ni el ejército puede controlar. La muerte se sube a sus autos o a sus naves para tener un mejor panorama de lo que le ofrecen sus empleados, aunque a veces se iré de ellos llevándoselos precisamente a ellos. A la muerte no le importa que le hagan favores, le encanta llevarse incluso a quienes servilmente le rinden culto al llevarle tantas almas cuyas vidas cegaron en un momento de hartazgo de ver sufrir y entonces la muerte suelta la carcajada y los enfrenta con el ejercito para hacerles una mala jugada.

El miedo enerva la sangre y hace palpitar el corazón a grandes velocidades o bien tiende a aquietarlo de tal forma que parece no moverse en absoluto, quizá se pare tan solo por percibir el viento gélido del personaje que pasa cerca.

Querido lector, ¿que pasara cuando a l la parca ya no le importe a quien se lleva y tome todo lo que le ofrezcan?.

¿Tendremos que aprender a no ofrecerle las vidas de nadie?

¿Usted que cree?




Celia RiveraGutierrez
Cd. PObregón Sonora, México
Diciembre 02 del 2008

29 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Impactante cuento muy bien elaborado...

la violencia esta por doquier, y si se trata d mafias peor...

cruda realidad la nuestra..

un abrazo

toñi dijo...

Hola celia, estoy de acuerdo con Adolfo esta historia está perfectamente escrita y es fantastica. Felicidades. Un beso

Roberto Esmoris Lara dijo...

Es un retrato crudo y real de nuestra sufrida América...maras, mafias, tribus urbanas, criminales y pobreza. Y el contraste de una fiesta de amor, de un baile familiar celebrando la primavera de una niña...así es nuestra América, la ilusión de lo que empieza, la maldad de seres oscuros, infernales que matarían a la propia Doña Muerte.
Fantástico, dolido y testimonial relato, querida amiga Celia.

Un abrazo bien abrazo
REL

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Así es Adolfo, cruda realidad en nuestro mundo donde se entremezclados el amor, el regocijo y la violencia
Vida y muerte conjugadas

Un abrazo

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias Toñi por leer esta historia un tanto cruda y por tu opinión

Un beso para tí
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Si mi querido amigo Roberto, desgraciadamente existen las dos caras de la vida. La que se expresa pujante para desenvolverse en ella, llena de sueños y proyectos y la que trunca esa pujanza y los sueños con la gélida presencia de nuestra compañera la muerte que siempre se hace presente en nuestra vida al termino de una jornada en este hermoso planeta. También siempre esta presente la alegría de vivir, la inocencia y las ganas de ayudar a los seres humanos a mejorar su calidad de vida conjuntamente con la de lo que desean aprovecharse de la vida de los demás mutilándoles el derecho de vivir en paz y armonía.
El gran reto es ganarles a lo que destruyen la vida con trabajo de conciencia de ser la misma esencia en la vida y que al mutilar a otros nos mutilamos a nosotros mismos.

Gracias amigo por tu labor en pro de la humanidad que hace contrapeso a los que lo hacen en contra.

Un abrazo bien abrazo amigo, vos sos un ángel
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

REL
se me paso preguntarte a que te refieres cuando dices
"...maras", ¿como encaja en el contexto que me escribes?

Un abrazo bien abrazo y un sobe argentino che

KALISTA dijo...

Magnifico relato Celia, claro, atrapante!...
La muerte está tan segura de ganarnos, que nos dá toda una vida de ventaja....
Con respecto a la pregunta que hiciste en mi blog, te contesté allá, pero te guío por aquí tambien, si quieres leer la parte uno de ELLA.... tienesque ir hasta abajo, donde dice "entradas anteriores" hacer click ahi... y en esa pagina que se abre, tienes que buscar,... creo que es el tercero o cuarto escrito...
Un abrazo bella... y un lindo día!

ILUSION dijo...

Hola Celia¡

Crudo Relato y pensar que la muerte siempre nos anda rondando...

Un Abrazo¡

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias KALISTA
Por estar aquí y por decirme donde encuentro la primera parte del tuyo, encuanto tenga un tiempecito estaré por ahí, para disfrutarlo.

Un abrazo Kali

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Sí ILUSION
es crudo y sin embargo tenemos que estar concientes que la vida y la muerte son parte de un todo, no existe la una sin la otra, lo único que se tiene que cuidar es la mejor manera de recibirla y no convertirnos en instrumento de élla.

Un abrazo

Magui Montero dijo...

Realmente me impactó! es fuerte, y actual. Bien elaborado, la forma en que entretejes los rostros de vida y muerte; de felicitad y angustia.
Muchísimos besos!
Magui

Gustavo dijo...

Estimada Celia, gracias por tu invitación a esta lectura que no me es ajena pues en esta zona del país también se da. Mi opinión acerca de violencia en general, es que muy a nuestro pesar es algo que ha sido parte obscura de la humanidad en todas sus épocas. En cuanto a la muerte en particular, tal vez es como dices ahora cambia de vestimenta e instrumentos pero al final el efecto es el mismo. La difusión de los medios en la actualidad tal vez nos haga pensar que cada día es peor. Yo lo que pienso es que tiene más difusión sin descartar la idea que haya crecido. Recuerdo las pláticas de mis padres y abuelos de hace cuatro décadas en las que afirmaban que ya no se podía caminar seguro en las calles y es muy probable que las conversaciones de hace un siglo hayan sido las mismas.
Bienvenida de regreso y un abrazo.

Eric Ahumada dijo...

Hola...felicidades buen relato...Saludos..

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Magui Montero
Tienes razón es impactante y de actualidad.
Gracias por venir a visitarme y leerme.

También besos pata tí y un abrazo con mi cariño
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Así es Gustavo, los medios de comunicación nos hacen saber lo que pasa en el mundo con suma rapidez, y nos enteramos de cosas que antes no nos enterábamos. Solo que existen zonas donde se están peleando territorios como en Tijuana donde en 2 meses han matado a más de 700 personas, y lo hacen sin importar si se llevan a niños y a inocentes entre los pies.
Hace 3 meses no era así en ese lugar. Y si siguen a ese paso de muertitos en unos cuantos años se acaban a sus habitantes tienen como 2´000,000 de habitantes repártelos y ve en cuanto tiempo se los acaban a todos.
Pero es verdad la muere se iba a hacer presente de cualquier manera porque nadie se va antes ni después de este mundo, solo cuando le corresponde.

Un abrazo y gracias por la bienvenida

Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

¡Hola Eric Ahumada!

Gracias por estar aquí y por tu comentario.
Estuve en tus letras, y me fue difícil comentarte, porque no entendí bien lo que escribiste, trate de esperar un poco para digerirlo antes de hacerlo. Ahí me encontré un amigo muy querido y de una gran trayectoria literaria, que se ha codeado con grandes escritores, dejándote un recado cortes y con sinceridad. Mi sorpresa fue, que te encontré en sus letras un tanto descortés y decidí no darte mi opinión de tus letras para evitar que me suceda lo mismo que a él. Ahora entiendo lo solo de tu blog a pesar de tener más tiempo que el de otros escritores.
Un saludo. Espero reflexiones un poco sobre lo que digo.
Celia

ILUSION dijo...

Hola Celia¡

En mi Blog hay Regalos para ti...

Besitos¡¡

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias Ilusion, es un hermoso detalle de tu persona para mí.
Te doy un abrazo tanto o más calido que el que me dejas.
Ha sido muy grato que me tomaras en cuenta

Un beso amiga, y que estas fiestas que se acercan de amor y belleza de la navidad te llenen de amor.
Celia

Francisco Javier dijo...

HOla celia pasate por mi blog, te deje un regalo para ti. Un abrazo muy fuerte. Besitos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Francisco Javier

Es muy hermoso lo que has hecho para mi persona, te lo agradezco mucho y lo traeré a mi blog para colocarlo en la parte izquierda del mismo.
Gracias y un abrazo también muy fuerte de mi parte
Celia

mares dijo...

Hola querida Celia.
Impactante relato. Tristes realidades, no la muerte en si, que todos la tenemos segura, sino la violencia como medio para llegar a ella, los ruines fines que no reparan en usarla.
He sabido del narcotráfico y sus trágicas consecuencias en el México de hoy, lamentable. Cuando comenzaremos los seres humanos a mostrar algo mas de respeto por la vida ajena?
Un abrazo apreciada amiga.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Interesantísimo relato, como que el miedo ronda hasta en el día más bello de una quinceañera.

Y ese temor a ser vigilados y que nuestra computadora sea violentada y nuestros datos sean sustraídos lo vivimos hoy en la realidad. En Costa Rica hay un organismo que nos vigila la DIS y manejan datos de todos los costarricenses y nos vigilan al grado que han estafado desde ese organismo adjunto a la Casa Presidencial.

La muerte y las pesadillas más tremendas que tememos que se nos conviertan en terribles realidades.

Cuantos vientos gélidos sentimos pasar tan cerca de nuestros rostros que un roce siniestro hace que se nos irise la piel.
Saludos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Mares me es muy grato recibirte en mi página creo que se pone de fiesta al recibir a una amiga tan querida.

Si Mares, algún día aprenderemos a respetar la vida de los demás como queremos que respeten la nuestra.

Un abrazo y un beso mi amiga querida
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Roy Jiménez Oreamuno
Siento de verdad lo de Costa Rica, debe ser terrible estar vigilados hasta en esto. Siento que eso tiene que pasar pronto, ya ves en el bloque socialista así era y eso ha pasado un tanto a la historia, “no existe mal que dure mil años ni cuerpo que lo aguante” dice un dicho popular, todo llega a su fin para comenzar un ciclo nuevo y espero, que para ustedes este próximo. Y que la violencia también este próximo su fin, para todos los seres humanos.
Tienes razón existen ocasiones, que algo gélido toca tu piel y se cimbra… se eriza…

Un saludo y gracias por venir
Celia

Diosaoasis dijo...

Muy real y triste la verdad me deja pensando en todo lo que existe en el mundo, triste realidad del que se vive, donde la violencia parece perseguirnos.

Gabriela dijo...

Precisamente comentaba hoy con mi cuñada esta situación de película no de terror, sino de horror. Qué manera de escribirlo, es verdad, la muerte no es más que un montón de cuerpos con forma humana, pero desalmados, matando a sangre fría. Me atemoriza y de pronto me dan ganas de huir, pero resulta que tal vez seamos todavía un pueblo seguro, comparándolo con otros lugares plagados de guerra. En verdad siento miedo y ya no se puede vivir tranquilo pensando en que esta ola gigante también pudiera en cualquier momento arrasar con todo lo mío, que no soy solo yo.

Saludos Celia. Y a pesar de que esta situación se ensañe en hacer daño, aun hay gente sensible, como tú, que hasta ahora ha impedido que esta guerra naturaleza-humano, llegue a tocarnos la puerta directamente.

Que pases felices fechas.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Diosaoasis
La violencia es tan vieja como el ser humano, recuerda a Caín matando a Abel.
La realidad es, que tenemos que aprender a no ser nosotros los portadores de esa violencia, para que surja la armonía. Quizá mi cuento más que divertir atrajo miedo, cuando mi misión es tratar de hacer sentir la vida no la muerte, esta ya llegara en su momento. Debemos ser viofilos.

Amiga la realidad, es que no solo existen cosas tristes, también existen cosas gratas y tenemos que disfrutarlas al máximo.
Un abrazo y un beso
Feliz fin de semana.
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gabriela querida
En Obregón aun somos una Cd. segura y la humanidad esta aprendiendo a no hacerse daño. Todo lo tuyo, es tu ser, y ese nunca lo podrá tocar nadie porque es intocable por las fuerzas oscuras.
Disculpa el haber acrecentado tu temor, no tienes nada que temer.

Un abrazo, la divinidad esta contigo.

Celia

visitantes