Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Vueltas y vuelta y vueltas (dialogos caninos)


Vueltas y vuelta y vueltas

No podía dormir tranquilamente, pues dentro de su cerebro brotaban una y otra vez las palabras “vueltas y vueltas, vueltas y vueltas”.

De un tiempo acá se había hecho muy receptiva en lo referente a su entorno. Sabia, que pasaba por la mente de los seres vivos a su alrededor. Y en esta ocasión no era la excepción. En la calle se encontraban algunos caninos dialogando unos con otros y poniéndose de acuerdo en sus menesteres y actos. Hacían un ritual de amor antes de su apareamiento y en su guau, guau, guau, existía un lenguaje mental que decía: vueltas y vueltas, vueltas y vueltas, en forma interminable.
Cerraba los ojos y cuando su mente se aquietaba totalmente antes de quedar dormida se hacia cada vez más claro el dialogo de los caninos. Muchas veces se había dicho, que seria interesante poder saber lo que dicen los demás seres vivos para poderlos entender. Pero la verdad el empezar a entenderlos no le hacia mucha gracia. Podía darse cuenta de lo que platicaban los animales de lo que sentían. De sus miedos de sus alegrías de todo lo que les acontecía emocional y mentalmente. Por dentro de si misma se sentía conectada a ello. Si sentían dolor a ella le dolía, si amaban ella sentía amor, si estaban muriendo ella sentía la agonía del proceso de morir. Eso era terrible. Para muestra un botón.

En una de esas veces se habían instalado los ratones en su casa debido a un escombro que el vecino tenia fuera de su casa y se habían mudado ratones ahí y de ahí a un brinquito estaban ya instalados en la casa de ella. Entonces ella había puesto veneno para ratas en el lugar que frecuentaban. Y su sorpresa fue, que una noche como la de ahora, sentía que un ratón había caído en la trampa y estaba muriendo, la agoniota del ratón estaba ligada al alma de ella y ella sentía todo lo que el ratón sentía. A la mañana siguiente no le extraño encontrar un ratón muerto. Y así sucedió una y otra vez, al extremo de que ya no deseaba matar a los ratones y buscaba una manera de sacarlos de ahí vivos y alejarlos a otros lares. Imagínate lo que es sentir el proceso de la muerte conjuntamente con el que esta muriendo, es algo terrible.

En esta ocasión no había nadie muriendo, era solo el dialogo de vidas que se estaban poniendo de acuerdo a hechos que les interesaban en común, pero aun así, que molesto es estar escuchando el interior de los demás y no poder dormir por ello. Tenia ganas de salir y decirles –señores ¿se pueden retirar de mi vivienda por favor? No salio solo se quedo sintiendo la vida canina hasta que el sueño profundo vino a su rescate y la aíslo de de esa conversación y ese enlace de almas.

Dulces sueños y hasta la próxima charla de mis hermanos menores, pues puede ser cualquier ser vivo. Buenas noches.

Querido lector ¿Qué pasaría si escucháramos y sintiéramos lo que los demás seres vivos dicen y sienten?

Tú ¿Qué crees que haríamos?



Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
noviembre 8 del 2008

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Saludos celia bellísima tu reflexión sensible intensamente con esos seres que pudimos ser ellos, y si escucháramos lo que nos quieren decir, escucharíamos tantas cosas inhumas que no creeríamos lo que escuchemos... de eso si estoy seguro...

gracias por traer esta reflexión tan digna de leer y tan digna de tu ser, grande mujer, llena de ternura...

un abrazo inmenso y espero no dejar de leerte, gracias pero miles de gracias un abrazo

Roberto Esmoris Lara dijo...

Yo sé que "ellos" escuchan y entienden de los humanos algunas pocas palabras convencionales, pero de lo que estoy seguro es que "leen" nuestros sentimientos antes que nosotros mismos.
"cuanto más conozco a los hombres, más quiero a los animales" dijo alguien sabiamente. Creo que ellos, finalmente, perdonan nuestros errores.
Otro bello relato! Gracias, amiga...(¿Y nuestros textos de madrugada?)

Abrazos bien abrazos, desde este mar a Sonora varias veces.

REL

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Si lográramos sentir la muerte de otros seres vivos creo que muchos asesinatos serían evitados, al sentir ese dolor desgarrador de la muerte misma.

Sabes los sueños caninos son ciertos, sueñan que están de cacería, roncan, hablan dormidos y viven inmensamente en sus propios sueños, y de nuevo al día siguiente siguen su rutina con ratones y otros seres vivos que rondan sus moradas.

Al final solo sentimos las muerte de nuestros seres amados y esa a veces nos desgarra el alma.
Saludos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Adolfo, si los escucháramos y sintiéramos lo que sienten, sabríamos que por cada ser que aniquilamos, aniquilamos un trozo de nuestra alma. Y evitaríamos lastimar innecesariamente a cualquier forma de vida. Esto tiene que ver con lo externo y lo interno. Escucho a muchos ecologistas hablar de como el gobierno debe tomar acciones sobre nuestros bosques y con fuertes criticas. Y a ellos mismos los ves dañando su propia ecología, la única que depende exclusivamente de sus actos "su cuerpo" dañan los bosques de él "sus pulmones" con el cigarrillo, sus riñones e hígado con el alcohol y sus neuronas no se diga. Tenemos que aprender a escuchar a nuestro cuerpo y a nuestro entorno para cuidar a ambos y ser congruentes con lo que pensamos de los demás y de nosotros mismos.

Un abrazo hermano.


PD. disculpa el largometraje.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Roberto, amigo querido, si que saben lo que sentimos y actúan con nosotros de acuerdo a como nos sienten. Eso me consta.
Ya pondré un relato de una hermosa víbora de cascabel y su hermoso comportamiento. Estuvimos cerca de media hora mi hija y yo junto a ella y nos veía a su modo. Cuando le pedí se retirara, porque teníamos que movernos y no queríamos asustarla, se retiro.

Querido Roberto, la vida siempre perdona nuestros errores sino seriamos un error de ella. Estamos caminando a tropezones hasta que hagamos camino y sepamos caminar sin tanto ierro.

Un abrazo bien abrazo para ti mi amigo querido desde mi Sonora hasta tu mar.
Celia

PD. No se tu hora de madrugada para nuestros textos, ¿me lo indicas por favor?)

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Amigo Roy.
Tienes toda la razón, al sensibilizar el alma y sentir lo que los demás sientes no podemos hacerles daño y mucho menos matar.
Roy si es posible sentir cuando alguien esta muriendo eso te lo aseguro, pero se tiene que sensibilizar el alma. Y te das cuenta y lo vives, cada vez que lastimas a alguien te lastimas a ti mismo y que cada vez que engrandeces a alguien te engrandeces a ti mismo. Estamos interconectados los unos con los otros pero no nos hemos dado cuenta.

Amigo el sentir a los seres queridos ya es ganancia, eso nos dice que ni el más malvado del mundo es totalmente malvado, porque tiene la capacidad de sentir por alguien más que su propia persona.

Un abrazo para ti Roy
Celia

alasenazul-teresa dijo...

Gracias Celia por visitar mi blog.
Estoy visitando los tuyos y me gustan mucho.

Qué cierta es nuestra relación (que tenemos tan descuida)con el resto de los seres vivos.
Mi hija disfruta conmigo porque me dirijo directamente a las plantas, los animales e incluso las cosas como si atendieran. En el fondo creo que es así, el problema como siempre es la intención de comunicarnos que en el caso de los humanos es precaria incluso entre nosotros. Creo que el resto de seres vivos son más sensibles de lo que pensamos aunque esté más limitada su comunicación.

Volveré a visitarte

Un saludo

Teresa.

Diosaoasis dijo...

Muy interesante, me dejo pensando, la verdad a mi me da tanta pena los animales que sufren, tengo mi perrito y lo amo con todo mi corazón el forma parte de mi vida. El perro es uno de los mejores amigos es tan incondicional.
La manera en que los tratamos a los animales es la manera la que nos han enseñado nuestros padres. Mi madre ha enseñado a quererlos, ojala que todos los padres enseñaran eso pues hay algunos que creen que son juguetes.
Saluditos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

"La hora de madrugada de nuestros textos" es la misma en la que hasta no hace mucho nos intercambiabamos por correo puntos de vista, charlas y consultas en general. Calcula que en el este de mi tierra eran las dos o tres de la madrugada, y nunca se me ocurrió preguntarte qué hora era en Sonora cuando me escribías.
Besos, querida amiga
gracias
REL

Celia Rivera Gutierrez dijo...

alasenazul-teresa
Gracias teresa por venir a ver mis letras creo que son muy similares las de este relato al tuyo que leí.
En eso nos parecemos algo.

Te seguire leyendo
Un abrazo
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias REL por recordarme esos momentos, si deseas, te volveré a escribir, siempre fue grato el hacerlo y recibir tus opiniones.

Abrazos bien abrazos querido amigo
Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Diosaoasis
Así es, los perros dan la vida por sus amos, son los amigos más fieles que podemos tener, sufren contigo, aman contigo, y son felices contigo.
Loa animales en casa son parte de la familia y se deben cuidar como un miembro más de ella.
Claro cada quien el lugar que debe ocupar en ese hogar sin revolver las cosas, pues cada quien tiene sus necesidades.

Un abrazo y un beso amiga
Celia

visitantes