Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

jueves, 23 de abril de 2009

ANGUSTÍA EN LA GRAN CIUDAD




Andrómeda se encontraba en la gran ciudad caminando calles y más calles, hurgando en cada banqueta, cada parque, cada banca, en cada rincón. Traía los pies hinchados y apenas si podía caminar después de tanto hacerlo… horas y horas y más horas.

Desde mediodía se había iniciado la caminata, primero acompañada por sus primas Artemisa y Citlali, habían recorrido las delegaciones que se encontraban estratégicamente distribuidas en la gran ciudad. Habían ido a la radio y televisión, etc. en estas les pidieron una orden por escrito por parte de las autoridades civiles para dar crédito y formalidad al anuncio que se pretendía realizar, pues se tenía la experiencia de personas que solían jugar con cosas tan importantes y utilizar a los medios de comunicación para ello. Luego buscaron en cuanta calle se les atravesaba en el camino, con la mirada atenta para ver si lograban lo que buscaban y nada.

Llegaron a casa de su tío y padre de las muchachas medio muertas de cansancio. Andrómeda observo los pies de Artemisa y Citlali, y como les tambaleaban las piernas de cansancio. Y pensó que era abusar demasiado pedirles que volvieran a la carga para encontrar el objetivo. Tomo el teléfono marco unos números y dejo un recado en la casa de huéspedes donde se hospedaba su prometido, solicitando que por favor se comunicará con ella al llegar de la universidad.

Después de ver el cansancio reflejado en sus parientes, decidió salir ella sola a seguir recorriendo calles. Pero antes de hacerlo se dijo a sí misma, que tenia que comunicarse con sus padres para darles la terrible noticia, no había querido hacerlo para no asustarlos y a sabiendas que su señora madre se pondría muy mal al enterarse, pero sabia que si la noche se había hecho presente y no había logrado nada era mejor decírselos y que le ayudarán a resolver el problema. Si no se los decía, lo más probable sería que no le perdonarán nunca lo sucedido, aludiendo que ellos si lo hubieran logrado.

Tomo el teléfono y marco los números de una amiga y le pidió que por favor le dijera a su padre sin que su madre escuchara, que necesitaba su ayuda, que se le había perdido su hermana en el centro de la gran ciudad y no era hora que la encontrara, que por favor le enviara fotos de la niña para llevarlas a la televisión. Que ya tenía la parte y el permiso de las autoridades correspondiente para anunciarla en los medios de comunicación.

Después de marcar se salio a la calle a caminar sin rumbo, esperando encontrarla en algún lugar sentada llorando y se decía así misma ¡La tengo que encontrar, la tengo que encontrar!. No supo cuantas avenidas y parque había visitado y caminado esperando encontrarla, pero lo que sí era cierto que ya era más de las 11 de la noche y la ciudad se tornaba peligrosa también para ella. Se dio cuenta que un individuo la perseguía en un auto y al pasar de largo cerca de ella y no tener retorno se daba la vuelta en la manzana siguiente y volvía a la carga. Andrómeda decidió enfrentar la situación y se detuvo al momento que el individuo se asomaba por la ventanilla y le decía, súbete. Ella lo vio de frente con el rostro tranquilo y le dijo: disculpe estoy buscando una niña que se me perdió, y como usted ha insistido tanto… creí que me conocía, con su permiso- y se alejo de ahí lo más rápido que pudo para llegarse con su familia. Ahí se encontraba su prometido que al llegar tarde a su casa le habían dado el recado y se hizo presente para ver que se les ofrecía ya que le habían dicho que la voz de Andrómeda sonaba un tanto preocupada y al parecer le sucedía algo grave. De inmediato tomaron su auto para recorrer de nuevo las delegaciones por si alguien había reportado a la pequeña. Y nada, no había habido nada.

La ciudad era sumamente grande, pues había absorbido a cinco municipios completos la gran urbe aunque todas pertenecían al mismo estado
.

COMO SUCEDIERON LOS HECHOS



La pequeña iba a hacer su primera comunión y requería de un ajuar para ello, todas las poblaciones de este estado suelen ir a la capital del mismo para hacer sus compras importantes. Andrómeda y la Prieta ( así le decían) habían llegado con sus tíos y ahí se encontraba otra tía que había ido también para encontrar el ajuar de novia para su hija que se casaría. Salieron juntas al centro de la ciudad acompañadas de dos jovencitas primas de ellas Artemisa y Citlali. En el centro existen escaparates muy parecidos, uno detrás de otro, forrados de cristal hacia dentro los muros y por fuera para poner sus productos. Es fácil seguir un escaparate y de pronto encontrarte con otro que pertenece a otro comercio adjunto sin darte cuenta que ya no estas en el mismo. Ahí entraron a comprar algunas cosas para la niña. Ya se había comprado la tela para su vestido y también sus zapatos, por ahora era su velo y su corona y demás. Mientras Andrómeda averiguaba precios la niña se había quedado embelezada viendo los escaparates y los había seguido poco a poco para apreciar más su contenido. Y de pronto cuando Andrómeda se iban a retirar de… ahí, la Prieta ya no estaba.

Andrómeda la quería sacarla de esa tienda, pues ahí habían entrado y ahí se había desaparecido, por poco entra a buscar en su interior aunque no se lo permitieran sus dueños. No es posible que desapareciera tan rápido sin dejar huella.

Dejaron a la señora que compraría los ajuares de novia para su hija montando guardia en la puerta del negocio para poder buscarla en sus alrededores y evitar que si de verdad estaba en el interior de la tienda fuera a salir y no las encontrara. En frente estaba la plaza de armas con su guardia tradicional y su bandera ondeando al aire en su inmenso mástil. Andromeda se cruzo la calle y les pidió ayuda para buscar a la pequeña, sus primas tomaron direcciones opuestas para buscarla, y nada… había desaparecido. Ya pasado algún buen rato de búsqueda en el lugar que había desaparecido y sus alrededores, decidieron dejar de montar guardia en la puerta del negocio y continuar por toda la ciudad, no sin antes acudir a las delegaciones de policía, que se encontraran, para solicitar apoyo.

Así había transcurrido el día, la tarde y la noche. Ella se decía a si misma que si pasaba perdida durante la noche, lo más seguro que la encontrarían tiempo después muerta y violada en ese monstruo de ciudad gigantesca, se resistía a dejar de buscarla antes de que se hiciera un nuevo día. Se decía que la tenia que encontrar a como diera lugar.

Cuando su padre recibió la noticia, no pudo pasar desapercibido para su madre y las cosas se agravaron, ella se enfermo gravemente de la mortificación se le llevo el médico, mientras el padre recogía unas fotos de su niña y se iba en ese instante a la Gran Cd. Se decía así mismo que esperaría ahí en la central de autobuses a que amaneciera para apoyar su búsqueda y al mismo tiempo podía evitar que alguien se la llevara en autobús.

Muy temprano llego a casa de los familiares, aun no despuntaba el sol en el horizonte y también ahí estaba el prometido de Andrómeda. Como primer acto, tomaron el pequeño auto del prometido y se fue a las delegaciones de policía para ver si no se había reportado a esa niña. Nada… absolutamente nada… regresaron a casa para esperar que se hiciera el horario en que serían recibidos en la prensa. Al llegar se encontraron ahí a otra hermana adolescente que había ido a decirles que la niña había sido encontrada y llevada hasta su pueblo a su propia casa.

Es una ciudad con millones de habitantes y con todos los peligros que suele haber en ellas, y sin embargo había sucedió algo inusual.

¿COMO SUCEDIÓ TODO ESTO?


Cuando la niña se sintió perdida, y al no ver a su hermana y sus primas, lo único que se le ocurrió fue tratar de encontrar la casa de sus parientes, y al parecer lo hizo con mucha rapidez y por eso desapareció de escena y no se le veía a pesar de que el tiempo transcurrido era corto. Solo que la pequeña no sabia la dirección y si se había perdido entre escaparates, con mayor razón en las grandes avenidas llenas de autos y gente transitando de un lado para otro. Ella también había recorrido calles y más calles tratando de encontrar la casa y cada vez estaba más perdida. Refería que le había pedido a un taxista que la llevara a su pueblo, que ella ahí sabría como llegar a su casa y ahí sus padres le pagarían el porte del traslado. Y el taxista le dijo –yo no me comprometo pueden pensar que te secuestre-

Había llegado casi a la central de autobuses y estaba arrinconada en una banqueta llorando. Ya estaba tan oscuro que debían ser por lo menos las 10 u 11 de la noche, cuando se acercaron dos hombres, que habían salido a esas horas de su turno de trabajo e iban a sus hogares. Uno de ellos le preguntó. ¿Estas perdida? –si le contesto ella y se le ilumino su carita al pensar que recibiría ayuda, el otro señor le dijo a su compañero, déjala ahí no te comprometas, puede ser peligroso-
Cuando la niña escucho esto se le prendió de los pantalones y le dijo –ayúdeme-
El hombre le preguntó: ¿De donde eres? De Atotonilco- contesto ella.
-de ahí son mis suegros- dijo el hombre – y la semana próxima pensamos ir para allá.
-Ayúdeme- le dijo la niña
El hombre se la llevo a su casa. Mientras iban en autobús su amigo insistía –no te comprometas déjala-
Al llegar a su casa toco la puerta, salio su esposa, y como hombre precavido le dijo: - mujer… me encontré esta niña perdida que al parecer es de tu pueblo, ¿podemos hospedarla aquí?
La señora muy atenta le indico donde dormir y le dio algo de cenar. Le dijo que ella provenía de allá y que en la siguiente semana la llevaría a su casa. La niña le enseño las bolsas con la tela de su vestido y le dijo: no me alcanzarán a hacer mí vestido para mi primera comunión, lléveme mañana por favor-

Era fin de quincena y el hombre no tenia ya reservas económicas para el viaje, pues aun no cobraba, pero pensó que si llevaba a la niña a su familia esta en agradecimiento le pagaría lo gastado, y ¿que más daba si faltaba una vez a su trabajo?. Así que por la mañana se levantó, le dieron de comer a la pequeña y se dispusieron a viajar.

Cuando llegaron al pueblo se encontraron a don Juan el cartero que solía ir a llevar y recoger la correspondencia que llegaba en los autobuses. Don Juan es primo hermano de la esposa de ese hombre. El cual saludo muy efusivo a ambos y después de ver las compras de la niña en sus manitas le pregunto al hombre ¿ustedes serán los padrinos de la niña?,
-¿Qué te traes Juan? Esta niña me la encontré perdida y la traigo a su pueblo-
Dice el cartero, ¿estas bromeando verdad? ¿Si serán los padrinos de la niña?-
-En serio esta niña me la encontré perdida-
- Estas bromeando ¿sabes tú de quien es esta niña que dices te encontraste? Es hija del primo hermano de tu mujer-
Y efectivamente, el padre de la niña y la mujer del este hombre son primos hermanos.

-Dime donde viven para llevarles la niña, deben de estar muy preocupados- le dijo el hombre a don Juan

Don Juan le contesto - la niña sabe como llegar- ¿no es así mija?- Volteo a decirle a la Prieta

-Si tío se como llegar gracias-

En ese momento ni tardos ni perezosos se e encaminaron a casa de la familia de la niña, que por supuesto que le pagaron el pasaje al pariente político que les había hecho tan gran favor.

Al parecer las noticias malas y las agradables nublan el entendimiento a algunas personas, ya que en vez de llamar por teléfono para decir -ya esta aquí-, decidieron mandar una adolescente a viajar un par de horas para dar tal noticia.

Hoy en día se pregunta uno si en realidad uno decide sobre su destino o existe un programa a seguir en la vida y lo que tiene que pasar, pasa. Cualquiera diría ¿Qué suerte que haya llegado con un familiar?, pero da la casualidad (¿o causalidad?) que ninguno sabia de su parentesco, y además, no necesariamente la familia es buena y ayuda en ves de hacer daño, todos los seres humanos tienen familia y sin embargo en entre esos familiares existen los maleantes. Ahora, en una Cd. De millones de habitantes compuesta de 5 municipios, da la casualidad que la pequeña es encontrada por un familiar que no sabe que lo es, la hospeda en su casa y la lleva hasta la suya a otra población. ¿Casualidad? o ¿Causalidad?

EN FIN…LOS DEJO CON ESTA HISTORIA A VER QUE LES PARECE


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
19 de abril del 2009

8 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

Tal vez "el milagro" aconteció justamente por la bondad genética de esa familia, virtud que estaba en su sangre aunque no se reconocieran.
De todos modos en las grandes ciudades hay muchas personas buenas y solidarias, aunque "los malos" sean mas notables.
El relato conserva un "clima" interesante a pesar de su extensión. Atrapa. Lo he leído atentamente sin perder detalle.
Abrazo bien anrazo, amiga quyerida
Der ti "gomía" el REL

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Un gusto tenerte en mis letras REL.
Sí, quizá así fue el milagro, es como si un imán atrajera a las personas que se han unido en familia y las acercará para apoyarse en momentos decisivos, en millones de seres en esa ciudad solo un hilo energético de una vida fue atraído hacia otro hilo que requería ayuda, y ambos hilos estaban unidos por parentesco.

Y es verdad que lo malo es más visible porque nos lastima. Pero a mi me maravilla como la vida protege a la vida mientras esta tiene que continuar aún aquí viviendo.

Abrazo amigo querido por estar en estos misterios de la vida.
Celia

Geni dijo...

Me a gustado lo que escribes, es muy interesante.
Un besito.

Geni dijo...

Tienes untrabajillo y un premio en mi blog.
Un beso.

©Claudia Isabel dijo...

Pasan cosas raras que escapan a la razón y al ojo humano también...
Te cuenta una rarísima: Una amiga de mi hija mayor, chateo dos o tres veces con un chico mexicano. El chico le comentó que se iba para Argentina a estudiar...pasan los meses, y un día que ella estaba chateando con su tío que vive en otra ciudad y provincia, con quien se lleva solo dos años, entonces le dice que estaba con un amigo y se lo presenta en el mismo chat y enorme fue su sorpresa cuando comprobó que era el mismo mexicano con quien chateó un par de veces desde México...que posibilidades hay de encontrarte asi con una persona? alguien de otro país que justo se haya conectado con un familiar tuyo!
el mundo es un pañuelo!
Un abrazo amiga

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Geni 1 gracias por leerme
Un abrazo muy grnde para tí

Celia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Geni, Gracias por el premio y el trabajito, la verdad que me encanto hacerlo y creo que te convertiste en su madrina al proponerol

Un abrazo amiga

Celia Rivera Gutierrez dijo...

©Claudia Isabel
Creo que tienes razón, al decir que el mundo es un pañuelo, ya que al parecer lo doblas y une puntos distantes. y al parecer, existenj puntos magnéticos entre las personas que son producto de la causalidad más que la casualidad y la vida los une rompiendo cualquier posibilidad.
¡La vida es tan misteriosa!.

Un abrazo claudía y gracias por compartir este hecho conmigo

Celia

visitantes