Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

domingo, 2 de agosto de 2009

LA SOMBRA Y LA NIÑA

La niña no se da abasto para evitar que le pisen la sombra cuando recorre las callejuelas de los poblados, en compañía de su familia, la abuela habia sacado el ingenio y de pronto dice: ¡sombra pisada!.

Iban por las callejuelas de un semipoblado donde deambulaban los perros por doquier, mirando las estrellas y sintiendo la suavidad de la noche, sacando suspiros del alma y comiendo chucherias. El padre, la madre y la abuela a la niña hacían compañía. Y de pronto la abuela inventa un juego para sacar de la monotonía. Mira a la niña sonriendo y le pisa la sombra, y dice –sombra pisada-, la niña reacciona y quiere pisar la de la abuela, se suman los demás y le pisan la sombra, la niña se desespera, son muchos para ella, todos le pisan la sombra y ríen a carcajadas, jugando y corriendo para evitar la sombra pisada. Los perros se alborotan, y luego ladran, suena una algarabía que a los del pueblo les saca de su monotonía, mirando con curiosidad la sombra pisada que llena de juegos, de retos y alegría. A la sombra pisada se juega todavía, cuando viene la abuela, al igual que cuando era niña. Sombra pisada, que al parecer si dolía, por ser parte de la persona que la proyecta mientras viva. -Sombra pisada te digo lector- te la piso mientras leías.

Querido lector aquí les dejo este juego que invento la abuela a su nieta cuando la visitaba y que me parece divertido. A ver que te parece.

Hasta la próxima


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
2 de Julio de l 2009

3 comentarios:

Geni dijo...

Es una historia muy simpática,a veces inventamos mil cosas para divertir a nuestros pequeños, las abuelas sobre todo en los pueblos tenia que agudizar el ingenio para entretener a sus nietos y gracias a ellas tenemos muchos juegos populares a los que recurrir en caso de aburrimiento de nuestros hijos.
Un besito querida amiga

Kapasulinos dijo...

Nos hemos tardado bastante y te pedimos disculpas, pero ya se encuentra en nuestro blog el agradecimiento por el premio que nos regalaste hace un tiempo.
Muchas gracias nuevamente!

Norma Ruiz dijo...

hola celia:
la historia es conmovedora.
¡qué mejor relación qué la de una niña y su abuela¡
me trajo recuerdos muy gratos.
fúe un verdadero hallazgo encontrarte. me quedaré sí me lo permites.
un abrazo

visitantes