Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

martes, 8 de septiembre de 2009

CONTINUACION...CABALLERO EN EPOCA EQUIVOCA

II
Cuando paso la algarabía, y un río de gente que le miraban y le tocaban con asombro por su muy bien definida figura humana en esa armadura y se iban comentando del trabajo tan perfecto del escultor que había pulido dicha obra. Juan Malatias estaba cada vez más perplejo y asombrado.

Cuando ya no estaba nadie porque había oscurecido y alguien había cerrado las puertas del castillo, se atavió a moverse, primero muy lentamente y se dio cuenta que algo había pasado en su hermoso castillo, ahora ya no tenia antorchas para alumbrar los interiores, tenia algo muy extraño y unas cosas que brillaban como el sol mismo permitiendo ver todo con claridad a pesar de la noche en pleno apogeo. -¿Qué diablos pasa por aquí? Acaso estoy dentro de un embrujo, o un hechizo se ha vertido sobre mí, que veo cosas que no son?- dijo Juan Malatias desorbitando las pupilas que aun tenían algo de lagañas. Empezó a recorrer con torpeza los corredores y escaleras, así como las habitaciones de gruesos muro. Todo se lo habían cambiado, no era que faltaran cosas, no, pues al parecer todo estaba ahí, pero con cierto orden a pesar del tumulto de gente que había pasado luciendo exóticas vestimentas y hablando lenguas incomprensibles para su escaso entendimiento. Todo estaba bien cuidado con orden y con limpieza. Entro a otra habitación donde generalmente entraba su señor cuando daba audiencia. Y se quedo asombrado de lo que sus ojos veían. No podía dar crédito de lo que le rodeaba, acaso estaría en un castillo hechizado por algún mago que poseía tanto poder para hacer cambios tan radicales?


CONTINUARÁ

Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
Septiembre del 2009

6 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

A veces los cambiaos radicales nos deslumbran, ese caballero con su poderosa armadura ha cautivado el alma de alguien.
Saludos

RECOMENZAR dijo...

Que placer leerte mientras tomo mi te caliente

Angus dijo...

Un absoluto placer leerte. Me gusta la suave cadencia de tus palabras... es cautivadora. :)

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias Roy por venir hacia rato que no te veía por acá. Esperemos que el caballero no quede atrapado en una coyontura del tiempo.
Saludos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

RECOMENZAR
Gracias y que disfrutes tu te, gusto de que visites mis letras.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Angus
es un honor tenerte en mis letras espero te guste la continuación de esta historia. estuve en tus espacio disfrutando sus contenidos

Un gran saludo desde Sonora.

visitantes