Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

miércoles, 13 de agosto de 2008

VI UN HOMBRE HACER EL AMOR A UN ARBOL


Si te digo que hoy ví un hombre hacerle el amor a un árbol, dirás que estoy loca o que de cual fume. O que quizá solo visite una página de tantra yoga un tanto distorsionada en Internet.

Y si te digo que ví a otros hacerle el amor al viento, al césped, al sol, a los caminitos retorcidos que se atravesaban en el parque que visite esta mañana. Quizá me lo empieces a creer.

Pues sí, me levante con el ánimo de ir a hacer yoga al Instituto de una amiga mía. No se por que razón creí que era jueves, y que estaría la clase de yoga en su centro. Al llegar al lugar, y no ver ningún auto estacionado, caí en la cuenta de mi error. Y decidí prolongar mi camino un poco más para llegar al parque los Pioneros que se encontraba a una escasa cuadra de donde yo iba.

La mañana era esplendida, los grandes eucaliptos que rodean el parque hacían un panorama único, invitando a los caminantes a poseer su magia amorosa. El sol era tenue, aun no salía con la fuerza que se presenta en los veranos de por acá. Los cuidadores se encargaban de que el césped estuviera húmedo, y no hubiera basura.



Algunos caminaban sintiendo el viento, otros más se preparaban para hacerlo comenzando con un previo calentamiento muscular. Uno más estaba abstraído empujando con fuerza sobre un árbol para sentirse vivo antes de comenzar a corre. Y de pronto sentí que mi rostro sonreía imaginado, que así es el amor, el contacto con algo que nos hace sentir vivos. Observé a mí alrededor, y solo ví amor en todas las personas que hacían contacto con la naturaleza del ambiente, impactando sus cuerpos habidos de aspirar el viento para sentirse a sí mismos vivos.

Decidí dar una vuelta caminado primero para desinterferir mis músculos y mis articulaciones mientras decidía con que comenzar. Observe el gran monumento erguido en honor de los primeros pobladores que se asentaron en estas tierras haciéndolas producir los alimentos para su gente, y que con el tiempo se convirtieron en el gran proveedor de nuestro país. Se le considera el semillero de México.

Así poco a poco me fui introduciendo muy dentro de mi misma para sentir toda mi esencia. Me coloque en un pequeño espacio de césped que aún estaba seco, hice estiramientos musculares muy suavemente sintiendo cada fibra que se extendía y cobraba elasticidad y así experimente el amor universal en cada célula de mi cuerpo, en cada partícula subatómica que conforman los electrones de los átomos que darían origen a las moléculas que a su vez dan base para formar mis células. Y aún sentí más allá, quizá fue la esencia mental que un día se concretizo en energía para dar forma corporal actual y a la energía de mi mente que me hace conciente de mi actuación en este vasto universo del cual soy parte.

Entonces supe que los pequeños errores no son tales. Solo son oportunidades de experimentar algo más que no habíamos programado. Y que la vida se empeña en mostrarnos y que pocas veces le hacemos caso y renegamos de ello complicando nuestra existencia y culpando a cualquiera que se nos atraviese por delante de no haber logrado lo que queríamos. Pero si nos diéramos la oportunidad de experimentar lo que la vida nos presenta seriamos mucho más felices. Sentiríamos y haríamos el amor con nuestro entorno. Y no nos sería extraño escuchar, que un hombre hacia el amor con un árbol.

CELIA RIVERA GUTIERREZ

Ciudad Obregón Sonora, Mexico
26 de sep. del 2007

2 comentarios:

azpeitia dijo...

El hombre y la mujer hacen muy amenudo debido a la soledad, el amor hasta consigo mismos, parece que eso ocurre desde el principio de los siglos y los psicólogos dicen que es bueno y nos desahoga y nos evita cometer muchos errores....un beso de azpeitia

Gabriel Ibrahim dijo...

Me siento identificado con tu entrada y te dire que no, no estas loca. Si te acercas por mi blog, veras que más gente piensa y siente cosas como las que has descrito hoy.

sin mas dilación, te felicito por tu blog y te mando un abrazo muy fuerte.

visitantes